fbpx

alojamiento en arica

restaurantes en arica

pubs en arica

cafes y heladerias

tour en arica

turismo experiencia

Voces de una ciudad subterránea

Desde siempre los mercados han sido un lugar privilegiado en los pueblos.

Es en este lugar de trueque donde se va forjando la historia de grandes civilizaciones, tan distintas como la griega, la maya, la fenicia o la azteca.

El mercado de la ciudad de Arica también tiene una historia que contar, en la que se funde el misterio y la historia, el mito y la realidad.

Cuentan que hace muchos años el cuidador del mercado, un señor de apellido Benítez, en las noches escuchaba voces y veía pasar un perro blanco.

Don Ricardo Castro un estudioso de este tema nos relata: “el sereno que trabajo aquí hace como 30 años atrás, el decía de que en todas las noches cuando el salía a recorrer el mercado, el veía un perro blanco, o sea que se le aparecía, y bueno y desaparecía”.

En esa oportunidad ocurrió lo de siempre… nadie creyó.

Sin embargo, años después, en la década del 70, se hicieron ciertas excavaciones y descubrieron que lo que había escuchado el señor Benítez no era producto de su imaginación o de la soledad, pues en ese lugar se encontraron armas y osamentas que fueron atribuidas a restos de la guerra del pacífico.

“Para el año 1874 aproximadamente, ya cuando se escuchaban ciertas noticias de posible guerra, o sea entre Chile y Perú, el gobierno peruano determinó construir ese edificio que Uds. ven actualmente, con los restos de los mismos edificios que quedaron del terremoto. Bueno, construyó este edificio para el regimiento Junín”.

El habitante de Arica urdió un cuento en la que se mezcló la leyenda con la historia y la tradición.

Sin embargo, no todo estaba dicho, ya que el año 1991 durante el desarrollo de una excavación, quienes participan en ella se asombraron al darse cuenta que tres metros más abajo se encontraba el convento de San Francisco que existió entre los años 1712 y 1868. El 13 de agosto de ese mismo año dicho convento fue derrumbado por un terremoto y posterior maremoto.

Don Ricardo Castro nos comenta:

“Que este convento donde los franciscanos se comunicaban con los diferentes monasterios y conventos que existían en la época colonial acá”.

Una historia subterránea se tejía en los días del convento de San Francisco, un camino que llevaba a la iglesia de La Merced y otros que llevaban a distintas partes nos muestran como mucho antes que nosotros llegáramos a estas tierras, una ciudad oculta con caminos, frailes y pilas bautismales convivían en las tierras del valle de Azapa.

Hoy se nos asegura que esa es la verdadera historia de los ruidos que escuchaba el señor Benítez.

Sin embargo, aun no está dicha la última palabra…

Transcripción del libro “Crónicas y Leyendas de Arica y Parinacota”.

Basada en la obra inédita de Don Alfredo Raiteri Cortés.

“Viaje al corazón del tiempo” Tomo IV por Hermann Mondaca Raiteri.